Introducción | Básico | Avanzado | Varios GRAFCETs | GEMMA | Implementación | Inicio

Utilización de la guía GEMMA

La guía GEMMA contiene todos los estados (rectángulos) posibles en la mayoría de instalaciones automatizadas. El diseñador estudiará estado por estado para determinar cuales son los estados necesarios en el automatismo y escribirá dentro de cada rectángulo la descripción correspondiente y las diferentes variantes (si las hay).

En el caso de que un estado no sea posible o sea innecesario, hará una cruz indicando claramente que aquel estado no se ha de considerar.

Una vez definidos los diferentes estados, será necesario estudiar entre que estados la evolución es posible; recordando que la guía lleva indicados con línea discontinua los caminos entre estados de uso más habitual. Estas evoluciones se indicarán resiguiendo los caminos marcados con una línea continua más gruesa o, en el caso de que el camino deseado no esté propuesto, trazándolo con las mismas características que los demás.

Finalmente, en forma parecida a como se indican las transiciones del GRAFCET, se marcarán las condiciones necesarias para poder seguir un determinado camino. En algunas ocasiones un determinado camino no tiene una condición específica o determinada, en este caso puede no ponerse la indicación o es posible poner la condición de que la acción anterior esté completa.

A continuación veremos, simplificadamente, algunos de los casos más corrientes.

Marcha por ciclos y parada a fin de ciclo

El sistema está parado en el estado inicial (A1). Cuando las condiciones de puesta en marcha se verifican (modo de marcha, pulsador de arranque, etc.) se pasa a funcionar en modo normal (F1). Cuando el operador pulsa el pulsador de parada a fin de ciclo, la máquina pasará al estado de parada a fin de ciclo (A2) y, cuando acabe el ciclo pasará al estado inicial (A1).

Fijémonos que el paso de A2 a A1 es directo al acabarse el ciclo, pero hemos querido indicarlo (condición "Fin ciclo") para una mayor claridad.

Si se selecciona el modo de funcionamiento ciclo a ciclo, el paso de F1 a A2 es directo inmediatamente después de comenzar el ciclo y no necesita la actuación sobre ningún pulsador. El modo ciclo a ciclo puede ser con antirepetición, en cuyo caso el paso de A2 a A1 sólo se puede hacer en el caso de que el pulsador de arranque no esté pulsado; de esta forma se garantiza que el operador pulsa el pulsador cada vez que ha de comenzar un ciclo y que, por tanto, el ciclo no puede recomenzar en caso de que el pulsador esté encallado.

Marcha de verificación con orden

En este caso la máquina puede pasar a funcionar en este modo (F5) cuando está parada (A1) o cuando está en producción normal (F1) si se selecciona el modo etapa a etapa.

Mientras la máquina funcione etapa a etapa será necesario pulsar un pulsador para pasar de una etapa a la siguiente. Seleccionando el modo normal la máquina pasará al estado de producción normal (F1).

Si se selecciona el modo normal cuando la máquina está en la última etapa y se pulsa el pulsador de parada la máquina se parará (A2 seguido de A1).

Marcha de verificación sin orden

Se puede pasar al modo de verificación sin orden (conocido habitualmente como funcionamiento manual) tanto desde el estado inicial (A1) como desde el funcionamiento normal (F1).

Allí el operador puede realizar todos los movimientos por separado y en un orden cualquiera (en algunas instalaciones sólo son posibles algunos movimientos en modo manual). En algunos casos el operador tiene mandos adecuados en el panel para ordenar los movimientos deseados mientras que en otros hay que actuar directamente en los mandos locales de los preaccionadores.

Pulsando el pulsador de inicialización se pasa a poner el sistema al estado inicial (A6) y, una vez alcanzado, se pasa al estado inicial (A1).

Paradas de emergencia

El sistema está funcionando normalmente (F1) y se pulsa el pulsador de parada de emergencia. Esto, en los sistemas habituales, implica normalmente dejar sin alimentación (físicamente, sin intervención del sistema de control) todo el sistema de producción que, por diseño, quedará en posición segura al quedarse sin alimentación.

El mismo pulsador de parada de emergencia informa al control de que pasará al estado de parada de emergencia (D1). Al desenclavar el pulsador de emergencia se pasa a preparar la puesta en marcha (A5).

En este caso hay dos posibilidades de uso habitual según el tipo de sistema que se está controlando. En el primer caso se lleva al sistema hasta el estado inicial (A6), lo que a menudo requiere la intervención del operador y, una vez alcanzado (A1), el sistema espera una nueva puesta en marcha pulsando el pulsador de marcha que hará recomenzar el proceso de producción (F1).

La segunda posibilidad consiste en llevar al sistema hasta a un estado determinado (A7), lo que a menudo requiere la intervención del operador y, una vez alcanzado (A4), el sistema espera la nueva puesta en funcionamiento cuando el operador pulse el pulsador de marcha que hará continuar el proceso (F1) a partir de la etapa alcanzada.

Parada en un punto

El sistema está funcionando en producción normal (F1) y el operador pulsa el pulsador de parada; entonces se pasa a la situación de parada pedida (A3) y, una vez alcanzado el punto deseado, el sistema se para (A4).

Se debe pulsar el pulsador de arranque para que el sistema siga funcionando (F1) a partir del punto de parada.

Metodología

Para implementar un automatismo se deben seguir los siguientes pasos:

 

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra de Oriol Boix está licenciada bajo una licencia no importada Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0.